Oktubre.FM

OktubreFM

Canción actual

Title

Artist


Faltamos en la radio: el informe que muestra la desigualdad en los puestos laborales del medio

Escrito por el 21 agosto, 2020

Barbi Corvalán charló con Jesica Farias, integrante del colectivo de Radialistas Feministas y del proyecto radiofónico “Nos Quemaron por Brujas”, quienes realizaron el informe que expone la desigualdad en los puestos de trabajo en la radio: “La ausencia de nuestras voces en los medios no es inocua, sino que daña uno de los aspectos fundamentales de la vida democrática: la libertad de expresión”, expresan en el documento.

Según la última encuesta de consumos culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación (2017), el 70% de la población nacional escucha radio con una frecuencia promedio de entre 3 y 4 horas diarias. Respecto del comportamiento de la escucha de radio, este trabajo realizado por el Sistema de Información Cultural de la Argentina (Sinca) indica que por edad también muestra diferencias en cuanto a las preferencias de programación: el 47% de los radioescuchas elige programas musicales (para los más jóvenes, escuchar radio equivale a escuchar música) y las emisiones informativas comienzan a ganar terreno a partir de los 30 años. Contra todos los pronósticos, la radio sigue siendo un medio de comunicación con altos índices de penetración y consumo en nuestro país. Esto la vuelve un actor fundamental para comprender cómo y a través de qué mecanismos, se construye el sentido social.

Faltamos en la radio 2020 se produce en el año en que la radio cumple su primer centenario: fue el 27 de agosto de 1920 cuando se realizó la primera transmisión desde el Teatro Coliseo de Buenos Aires. Nos hablan de los “locos de la azotea” y nosotras no dejamos de preguntarnos sobre las “locas”: que las hay, las hay.

El informe fue realizado en una situación de pandemia y esto lo lleva a un contexto inédito que tiene un impacto, también, en los consumos mediáticos: Un reciente informe elaborado por la Cámara Argentina de Radios Online (CADERO) revela un incremento en el consumo de contenidos a través de las Radios Online Nativas (RON) y de la Producción de Contenidos Bajo Demanda (Podcast). La tasa promedio de descarga de programas radiofónicos por demanda y podcast registró en este periodo un incremento del 65%.

No estar al aire vulnera nuestros derechos y los de las audiencias

“La ausencia de nuestras voces en los medios no es inocua, sino que daña uno de los aspectos fundamentales de la vida democrática: la libertad de expresión”, En nuestro país, el ejercicio de este derecho humano fundamental está garantizado a partir de la inclusión de tratados internacionales y regionales que lo describen como “la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística, o por cualquier otro procedimiento de su elección”. El artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos -texto al cual nos se refieren- también señala que el ejercicio de este derecho “no se puede restringir por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas, o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por cualesquiera otros medios encaminados a impedir la comunicación y la circulación de ideas y opiniones”.

¿Cómo podemos leer, entonces, la exclusión de mujeres, lesbianas, personas trans y travestis de los programas de mayor audiencia, desde la perspectiva de los Derechos Humanos? ¿De qué modo deberíamos interpretar la composición eminentemente masculina de los puestos directivos de los medios, siguiendo con este razonamiento?

“Lo que queremos evidenciar con el faltamos, es que no estamos ocupando todos los espacios. Esa es la pretensión del informe”, dijo Jesi Farias en una charla con Barbi Corvalan, por el aire de Oktubre FM.

Escuchá la entrevista completa haciendo clic acá.


A %d blogueros les gusta esto: